10 Cáscaras Frutales que Sí se Pueden Consumir

Por

Anastacia Chimaras Frangos

Twitter: @AnastaciaChF

 

Las frutas y los vegetales nos proporcionan una amplia variedad de nutrientes, vitaminas, minerales, antioxidantes y aminoácidos esenciales que se encuentran presentes en todos sus elementos, incluida su cáscara.

En general, muchas cáscaras son consumidas  junto con la fruta  o vegetal porque tienen una cubierta de piel muy delgada y agradable al paladar. Sin embargo, otras cáscaras no son comestibles en su estado natural y por ello tenemos la tendencia a descartarlas, porque quizás no conozcamos como aprovecharlas y por costumbre.

Pero si consideramos sus múltiples propiedades benéficas para nuestra salud, su valor nutricional, su aporte económico a nuestra canasta alimentaria y la gama de exquisitos sabores, texturas, colores y olores que nos ofrecen, no las desecharíamos jamás. Cuidado si ahora no compramos las frutas o vegetales para consumir prioritariamente sus cáscaras.

Algunas cáscaras frutales no son comestibles en su estado natural, como la piña o ananás, la naranja, la toronja o pomelo, el limón, la mandarina, el melón, la parchita o fruta de la pasión y la patilla o sandía, pero se pueden aprovechar para elaborar suculentos manjares y para el alivio de dolencias, utilizándolas según las recomendaciones de la medicina alternativa.

Otras frutas, se pueden consumir con su cáscara y debería hacerse así, pero por costumbre o capricho no lo hacemos, cometiendo un grave error. Por ejemplo, la manzana posee elementos anticancerígenos en su piel, más de una decena de triterpenos. Esta fruta a su vez, junto con la ciruela, la pera, los arándanos, las uvas y todas aquellas frutas con superficie de apariencia cerosa, poseen ácido ursólico, terpeno que reduce la masa corporal grasa y aumenta la magra, reduciendo la obesidad y todas aquellas consecuencias de ésta, como la diabetes y el hígado graso.

La piel de la uva contiene resveratrol, sustancia que disminuye los niveles de colesterol proveniente de los alimentos que se consumen y previene el envejecimiento prematuro de las células. Irónicamente, extraemos y botamos la piel de uva y luego buscamos exhaustivamente y adquirimos a un precio muy elevado pastillas y cápsulas de resveratrol para aspirar a la eterna juventud.

En este artículo consideramos 10 tipos de cáscaras frutales que de seguro usted incluirá en sus preparaciones culinarias y sanadoras:

  1. La cáscara de la Piña o Ananás, que se puede aprovechar para elaborar un refresco de piña o guarapo de piña con papelón, una sabrosa chicha andina y también se puede utilizar como contenedor para gratinar unos mariscos cocidos al gusto.

  2. La cáscara de la Mandarina, con la que se puede hacer una infusión o agua de cáscara de mandarina, que podrá ingerirse durante el día como diurético, para combatir el cáncer y para ayudar a eliminar metales pesados del organismo.

  3. La cáscara del Limón, con la que se puede hacer un eficiente y ancestral té antigripal, unas cáscaras confitadas de limón, un aceite aromatizado con limón y también se puede conservar su ralladura para uso culinario.

  4. La cáscara de la Naranja, que sirve para preparar unas cáscaras confitadas para espesar mermeladas de naranja y para convertirlas en frutilla para uso en repostería, unas cáscaras de naranja azucaradas y unas bañadas en chocolate de cobertura.

  5. La cáscara de la Toronja, Pomelo o Grapefruit, que se puede aprovechar para confitarla y azucararla o simplemente convertirla en frutilla para espesar mermeladas caseras de toronja o para utilizarla en las preparaciones que requieran este ingrediente.

  6. La Cáscara de la Parchita, Maracuyá, Chinola, Pasionaria o Fruta de la Pasión (Passion Fruit), con la que se pueden elaborar un dulce de cascos de parchita.

  7. La cáscara del Melón, que sirve para elaborar un licuado que ayudará a eliminar la arenilla o microlitiasis renal.

  8. La cáscara de la Patilla o Sandía, que se puede utilizar como recipiente contenedor de una ensalada de frutas. Con ella también se puede preparar un delicioso dulce de patilla o uno de cabello de ángel de patilla. Y con este cabello de ángel se pueden preparar unos ricos pasteles de hojaldre conocidos como bayonesas o cortadillos y unos originales volovanes rellenos de cabello de ángel con tope de queso feta, queso de cabra blando o requesón de cabra.

  9. La cáscara de la Manzana, se puede emplear para extraer y conservar la pectina que posee, sustancia muy preciada para espesar mermeladas, compotas y confites. Con ella también se puede hacer una infusión con manzanilla para aliviar los desarreglos gastrointestinales.

  10. La cáscara de la Pera, se puede emplear para extraer y conservar la pectina para su posterior uso. Con ella también se puede hacer una infusión con flores de sauco, para aliviar problemas respiratorios con presencia de tos y flema. Y además se puede elaborar una infusión con flor escondida y esta cáscara para los problemas de presión arterial elevada o de retención de líquidos.

Cabe destacar que muchas de las preparaciones descritas contienen azúcar, miel o papelón (panela). Desde luego que las personas que tienen prediabetes, diabetes de cualquier tipo, o cualquier otro problema relacionado con los valores de la insulina, no pueden consumir todo tipo de endulzante, así que según su caso, su experiencia y las recomendaciones de su médico, podrán sustituirlo por uno adecuado. Por ejemplo fructosa, sucralosa o stevia.

Es común escuchar a alguien hablando del guarapo de piña con papelón y muy extraño oír hablar del guarapo de piña con stevia. Pero peor es nada y cuando se trata de la salud, no hay que arriesgarse a dañarla.

 

Autor:  Anastacia Chimaras Frangos

Ingeniero Civil – UCV_VE
MSc en Ingeniería Hidráulica – UCV_VE
Twitter: @AnastaciaChF


 


9 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here