2 Efectivos Remedios con Cáscaras de Mandarina y de Melón

 

Por

Anastacia Chimaras Frangos

Twitter: @AnastaciaChF

 

La cáscara de la Mandarina, que popularmente se utiliza como diurético en los regímenes de adelgazamiento, contiene salvestrol Q40 que contribuye a combatir distintas modalidades de cáncer y también ayuda a eliminar del organismo metales pesados, tales como el mercurio, el plomo y el cadmio. Para aprovechar estas propiedades terapéuticas haremos una infusión o agua de cáscara de mandarina que podrá ingerirse durante el día y que además emana un olor muy agradable.

Para prepararla, lave bien la fruta antes de pelarla. Una vez pelada, limpie internamente la cáscara, eliminando las fibras propias de la fruta y corte en trozos. Introdúzcalos en 1 litro de agua potable (por cada 4 a 6 mandarinas), en un recipiente no metálico, tape y conserve al sereno o en la parte baja de la nevera por unas 8 horas o durante la noche. Cuele la preparación y consuma el agua durante el transcurso del día, preferiblemente en horas de la mañana y de la tarde.

Si quiere que su efecto sea más intenso, utilice agua tibia y en caso de refrigerarla, déjela reposar previamente hasta alcanzar la temperatura ambiente.

No se recomienda en personas con problemas de gastritis y colon irritable y no debe consumirse todos los días para no forzar los riñones. Si no tiene problemas renales y gástricos, una o dos veces por semana será suficiente.

La cáscara del Melón, sirve para elaborar un licuado que ayudará a eliminar la arenilla o microlitiasis renal, que se ha ido acumulando en las vías urinarias por el excesivo consumo de lácteos, carnes, embutidos y bebidas alcohólicas. Es un diurético muy eficiente y de rápida acción. Recomendado ampliamente.

Las personas que padecen cistitis y prueban este licuado quedan agradecidas de por vida. Es muy efectivo y de rápida acción. Yo personalmente lo he probado con resultados efectivos e inmediatos y vi la arenilla expulsada. Ya han pasado cerca de 20 años y más nunca he tenido molestias de este tipo. También lo he recomendado en varias ocasiones, obteniendo siempre resultados satisfactorios.

Para elaborar este licuado, previo a extraer la pulpa del melón y antes de cortarlo, debe lavarlo muy bien debajo del grifo de agua, ayudándose con un cepillo. Una vez lavado y secado puede proceder a extraer su pulpa. Parte de esta pulpa la va introducir en la licuadora junto con la cáscara y su piel, así como con sus semillas y todo el entramado de fibra que las contiene. Luego agregue agua potable suficiente para hacer un jugo que deberá consumir sin colar. Si desea puede endulzarlo. Prepare justamente la cantidad que vaya a consumir, ya que posteriormente su consistencia se torna desagradable.

Este jugo se debe tomar en la mañana, en ayunas, una sola vez al día por cuatro días. En casos extremos, se puede repetir a la semana por cuatro días más. Pero no se puede tomar siempre porque ingerir las semillas del melón, al igual que cualesquiera otras semillas pequeñas, puede ser perjudicial para personas con problemas de colon, sobre todo si aún poseen su apéndice. No obstante, se puede tomar el batido sin las semillas cada vez que se consuma melón.

Autor:  Anastacia Chimaras Frangos

Ingeniero Civil – UCV_VE
MSc en Ingeniería Hidráulica – UCV_VE
Twitter: @AnastaciaChF

7 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here