Aproveche al Máximo la Cáscara de la Patilla

Por

Anastacia Chimaras Frangos

Twitter: @AnastaciaChF

La cáscara de la patilla o sandía, actúa como antioxidante, gracias a la vitamina A, la vitamina C y el licopeno presentes en su estructura. También mejora la circulación y previene los accidentes cardiovasculares, ya que posee citrulina, que ayuda a alcanzar niveles óptimos de arginina, sustancia que ayuda a mantener la elasticidad de las arterias, a la vez que interviene en los procesos que impiden la formación de grasa. Además contiene hidratos de carbono polisacáridos, que contribuyen a la liberar serotonina y en consecuencia a mejorar el sueño. La presencia de la vitamina B6, imprescindible para sintetizar el magnesio y la dopamina, hace que se incrementen los niveles de energía. Y por último, como ya es bien sabido, tiene propiedades diuréticas y refrescantes.

Esta cáscara se puede utilizar como recipiente contenedor de una ensalada de frutas. Con ella también se puede preparar un delicioso dulce de patilla o uno de cabello de ángel de patilla.  Y con este cabello de ángel se pueden preparar unos ricos pasteles de hojaldre conocidos como bayonesas o cortadillos y unos originales volovanes rellenos de cabello de ángel con tope de queso feta, queso de cabra blando o requesón de cabra.

Si usted adquirió una patilla porque va a elaborar una ensalada de frutas, puede utilizar su cáscara como recipiente contenedor. Es muy vistoso y ayuda a mantener la frescura de la ensalada. Para ello escoja una sandía de tamaño adecuado a sus necesidades y córtela por la mitad, longitudinalmente. Con cuidado extraiga la pulpa y resérvela para incluirla en la ensalada. Corte una rebanada del cuenco externo (en el centro del fondo) de cada mitad de sandía, para obtener un apoyo plano y evitar que se tambalee. Incluso puede cortar el borde de cada mitad en zigzag para que se vea más atractiva. Escoja las frutas adicionales, de su preferencia, y prepare la ensalada. Una vez aderezada, rellene las mitades de patilla con su ensalada. Una presentación impecable.

En cambio, si usted va a hacer un jugo, va a consumir la patilla por raciones o va a hacer una exótica ensalada con lechugas mixtas, cebolla morada, sandía y queso de cabra, con vinagreta de miel y mostaza, no deseche la cáscara. Con ella puede preparar un delicioso dulce de patilla, típico del mediterráneo, los Balcanes y el Oriente Medio, o un cabello de ángel de patilla, utilizado para elaborar los ricos pasteles de hojaldre conocidos como bayonesas o cortadillos, oriundos de Sevilla y Cádiz (España). ¿Y por qué no? Unos originales volovanes rellenos de cabello de ángel de sandía con tope de queso feta, queso de cabra blando o requesón de cabra.

Para elaborar el dulce de patilla, extraiga la pulpa, elimine la parte verde de la concha con mucha precisión, para no eliminar la parte blanca de la misma. Igualmente elimine la parte roja de la pulpa que puede haber quedado adherida a la cáscara. Corte en trozos de 5 cm de largo por 2,5 cm de ancho. Lave, escurra y reserve en agua fría mezclada con el jugo de 2 ó 3 limones, por un lapso de 1 a 2 horas. Luego escurra y reserve.

Este último proceso, sustituye en cierta forma, el tedioso y peligroso uso de la cal (óxido de calcio) para obtener una textura crujiente y una apariencia cristalina. Digo peligroso, porque cuando no se tiene el conocimiento, la experiencia y sobre todo el ingrediente adecuado de uso culinario (pickling lime o hidróxido de calcio), se corre el riesgo de intoxicación con resultados, incluso fatales, sin faltar la posibilidad de accidentes por calentamiento al agregar agua a la cal en lugar de cal al agua. No debe utilizar jamás cal de ferretería porque ésta, seguro que está contaminada, por una manipulación inadecuada, con productos químicos y bacterias peligrosas.

Volviendo con la preparación, introduzca en una olla que no sea de aluminio o hierro, preferiblemente de acero inoxidable, vidrio, peltre o cerámica, una parte de azúcar, ½ parte de  agua y una parte de cáscara de patilla ya escurrida. Agregue la cáscara de los limones que antes exprimió (sólo la parte verde), y si lo desea 1 ó 2 cucharaditas de vainilla o unos 3 clavos de olor. Revuelva bien hasta que se mezcle el azúcar con el agua y alcance el punto de ebullición. Deje hervir a fuego lento, revolviendo de vez en cuando hasta obtener el punto de hilo. Es decir que si se deja caer el sirope, éste caerá con cierta dificultad o en forma de hilo. Debe evitar que éste dulce caramelice, al contrario, la preparación debe tener una buena cantidad de melado, algo espeso. Por último, conserve en frascos esterilizados que podrá refrigerar, ya que este dulce es más sabroso frío.

En Grecia, al menos, en lugar de vainilla se utilizan hojas de geranio para aromatizar esta preparación. Pero nuevamente, como existen casi 450 tipos de geranio y nosotros no utilizamos esta planta para su ingesta, no sabemos cuáles son tóxicos y cuáles no. El geranio de jardín, por ejemplo, es muy tóxico para los perros. Calcule usted.

Para elaborar el cabello de ángel de patilla, se utiliza el mismo procedimiento descrito para el dulce de patilla, sólo que la parte blanca de la cáscara, en lugar de cortarla en trozos de 5 cm de largo por 2,5 cm de ancho, se corta en tiras muy finas, bien sea manualmente o con un cortador apropiado para tal fin.

Para elaborar las bayonesas o cortadillos, se dispone de una capa de hojaldre en el fondo de un molde rectangular. Se rellena con cabello de ángel, condimentado opcionalmente con canela en polvo y ralladura de limón. Se cubre con otra capa de hojaldre. Con un cortador de pasta o con la punta de un cuchillo afilado, se corta la capa superior de hojaldre en rectángulos iguales. Se pinchan estos rectángulos con un tenedor. Se pintan con un huevo batido y se hornean a 150 º C por 45 minutos o hasta que estén dorados. Luego se suele espolvorearlos con azúcar glas.

Para preparar los volovanes rellenos de cabello de ángel y tope de queso de cabra, especiamos el cabello de ángel con canela y ralladura de limón o con anís dulce en polvo. Rellenamos los volovanes con esta mezcla y cubrimos con un tope de queso feta desmenuzado, de queso de cabra blando o de requesón de cabra. Llevamos al horno a 150º C hasta que el queso funda. Tapamos los volovanes con su tapa y los servimos bañados con un poco del sirope del cabello de ángel. Pruebe y me cuenta.

En estas dos últimas recetas, tanto el hojaldre como los volovanes, se pueden adquirir ya listos. El hojaldre en los supermercados y los volovanes ya horneados en algunas panaderías.

Anastacia Chimaras Frangos

 

Para cualquier consulta contácteme a: anastaciachimaras@gmail.com

Si le interesó este artículo puede leer también:

10 Cáscaras Frutales que Sí se Pueden Consumir

Usos Culinarios y Beneficios de la Cáscara de Piña

2 Efectivos Remedios con Cáscaras de Mandarina y de Melón

Cómo Confitar  las Cáscaras de Naranja

Confite las Cáscaras de Toronja o Pomelo

Cómo Aprovechar la Cáscara de la Parchita o Maracuyá

Obtenga Pectina y Alivie sus Malestares con la Piel de la Pera y la Manzana

Usos Culinarios y Beneficios de la Cáscara de Limón

 

6 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here